domingo, 26 de junio de 2005

Perú - Chile : relaciones peligrosas VI


La realidad según el medio

Como en cualquier país los medios de comunicación cumplen un importante rol en los temas que deben ser tratados en la agenda nacional. Y cuando ocurre algún altercado con nuestros vecinos del sur, rápidamente el periodismo se nutre del suceso y pueden pretender convertirlo en el problema nacional más importante, olvidándose de otros sucesos de igual o mayor interés.

En algunos medios el utilizar a Chile para vender más es común. Uno de los diarios que se ha mostrado siempre en una postura radical contra los chilenos es “La Razón”. Este diario se caracteriza por exacerbar los ánimos entre ambos países. Para ello siempre saca artículos dando motivos por los cuales, los chilenos podrían querer atacarnos.
Otros medios, tratan los temas relacionados a Chile con mayor cautela. Cierto es que le dan bastante espacio a las agresiones sufridas por peruanos en manos de chilenos, y que toman el tema por mucho tiempo. Sin embargo, en general se muestren más atraídos hacía su modelo económico.

Por otro lado tenemos la posición de los políticos, que sin ser periodistas o comunicadores siempre son parte de la noticia. Una gran mayoría de nuestra clase política, no siente una aversión hacía Chile. Todo lo contrario, están dispuestos a imitar lo positivo de los chilenos, esencialmente su modelo económico, estilo de negociaciones, y posiciones. Es más durante mucho tiempo la casa de Pizarro ha tenido un gran acercamiento a La Moneda.


Otros políticos por el contrario tratan de aumentar los problemas con Chile, sin un propósito claro. La noción de nación se crea generalmente a partir de un enemigo. Para ellos, ser peruanos significa tener resentimientos contra Chile. Apelando a la emotividad del ciudadano, convierten a Chile en un país que nos quiere quitar el gas, que invade nuestros mercados, que se roba nuestros productos o que no respeta nuestras fronteras. Para algunos más alarmistas, dentro de poco Chile vendrá hacía nuestro país para obtener fuentes de agua.

¿En qué medida deben los ciudadanos creer lo dicho por los medios? Pues no es posible que culpemos a Chile de nuestros problemas, ni que pensemos a cada rato en chilenos. Si Chile sacó el Pisco primero, fue porque se pusieron las pilas. ¿Debemos entonces solo pensar en nosotros y olvidarnos que existe Chile? ¿Abrirles las puertas de nuestros mercados? O quizá simplemente, ¿buscar más motivos para hacerle la guerra?

Los medios de comunicación tienen una gran responsabilidad en la respuesta a estas preguntas. Lo más apropiado sería tratar a Chile como a cualquier otro país vecino. Abrirles las mismas oportunidades en el mercado, pero sin olvidar la historia, y cuales fueron nuestros errores. No podemos cerrar nuestro mercado al capital chileno o declararles la guerra porque le hayan vendido armas a Ecuador, o porque maltraten a los peruanos en Chile. Es innecesario generalizar y pensar que todos los chilenos nos odian. Así como en Chile hay xenofobia, en el Perú también la hay.
No obstante, en general el peruano no tiene un sentimiento adverso hacia los chilenos todos los días. Sólo cuando el tema Chile aparece en los medios de comunicación, los ánimos de la población se alteran. Aparece el fantasma de la humillación, de la derrota y aunque parezca ridículo revive cada vez que hay un partido de fútbol o se recuerda el pisco. Son algunos los medios de comunicación que utilizan nuestras diferencias con nuestros vecinos para agrandar los problemas. Sin embargo, un país que sólo se dedica a observar los movimientos de otros, jamás se dará cuenta de su propia realidad y vivirá eternamente en la sombra, sin posibilidades de ningún tipo de crecimiento
.
Publicar un comentario