sábado, 29 de septiembre de 2007

En noviembre diferendo marítimo con Chile será expuesto en La Haya


El Perú informó al gobierno chileno que presentará en noviembre su reclamación limítrofe marítima ante el Tribunal Internacional de La Haya. Según precisó El Mercurio, la notificación se hizo durante una reunión en las Naciones Unidas en la que participaron los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países.

Tras la notificación peruana, canciller chileno, Alejandro Foxley, aseguró también que su país decidió aplazar una reunión denominada "2+2" prevista para este año, en la que participarían los ministros de Relaciones Exteriores y de Defensa.

"Somos partidarios de que esta reunión se postergue para el próximo año, porque queremos ver qué ocurre con la presentación de ellos (Perú) en la Haya", declaró Foxley a la prensa sureña.

El canciller resaltó el especial cuidado con que se debe manejar el tema limítrofe fronterizo, para que este punto de disputa no ponga un freno a los progresos de "una agenda positiva" con el Perú.

En la víspera la presidenta chilena, Michelle Bachelet, afirmó que su gobierno seguirá trabajando con "con fuerza, porque queremos que a todos nuestros vecinos les vaya bien y queremos las mejores relaciones con Argentina, Bolivia y Perú".
En agosto Perú anunció decisión de ir a La Haya
Como se recuerda, el 12 de agosto en el Diario Oficial El Peruano se publicó la Cartografía de Delimitación Marítima del Sur, y este hecho según internacionalistas, era el segundo paso del Estado para presentar una demanda ante el tribunal internacional.

Dicha acción provocó reacciones en Santiago, que el mismo día presentó una nota de protesta, aduciendo que "las proyecciones sobre espacios marítimos chilenos, que pretende efectuar el mapa publicado por el Perú, carecen de todo efecto jurídico internacional y no son aceptadas para Chile".

El embajador chileno en Perú fue llamado en consulta, sin embargo, el tema pasó a segundo plano tras el
terremoto del 15 de agosto pasado. Durante la emergencia, el diplomático regresó a Lima.

domingo, 23 de septiembre de 2007

Algunos apuntes de una extradición casi mítica



- Fujimoristas olvidan que su líder pretendió renunciar a la Presidencia de la República
- Ex mandatario no vuelve, lo traen


(Foto Perú21)

Desde que el viernes, el titular de la Segunda Sala de la Corte Suprema de Chile, Alberto Chaigneau, aprobará la repatriación del ex presidente, Alberto Fujimori, los fujimoristas, han sostenido que el extraditado debe ser tratado teniendo en considerado su condición de ex jefe de Estado.

Si bien es cierto, Fujimori fue el Presidente Constitucional de la República del Perú desde 1990 hasta el 2000, es necesario recordarle a sus seguidores que Alberto Kenya Fujimori Fujimori, viajó el 18 de noviembre de 2000 a Japón y no regresó. Dos días después el jefe de Estado envío una carta de renuncia a la Presidencia. Si el pretendió dimitir al cargo, ¿por qué ahora debería tener beneficios especiales por su alta investidura?

Es cierto, que la renuncia no fue aceptada por el Congreso de la República. Por el contrario, el Parlamento Nacional decidió declarar la vacancia del puesto por incapacidad moral de Fujimori. Fue entonces, que el demócrata (aunque le pese a los fujimoristas), Valentín Paniagua, tomó posesión de la Silla de Pizarro.

Sin embargo, es importante aclarar que Fujimori debe ser tratado como un ciudadano peruano más. Sin mayores beneficios que otros. No puede ser maltratado. Y no por su situación de ex jefe de Estado, sino porque es un peruano más que se somete a la justicia.

El chino no vuelve, lo traen de las orejas

(Foto: Fujimoriextraditable)

Cecilia Blondet, directora de Proética, fue bastante acertada al aclarar que extraditado no vino al Perú por libre voluntad. Lo hizo obligado porque la justicia chilena ordenó inapelablemente su extradición a nuestro país. Es más, los trámites para su repatriación fueron bastante rápidos. Para Chile era conveniente deshacerse rápidamente de un problema que no habían buscado.

"No es que Fujimori vuelve. Lo traen de las orejas. Él no ha querido volver, porque si hubiera querido volver, primero hubiera venido directamente y segundo, cuando estuvo en Chile hubiera venido en lugar de proponerse como senador (a Japón)", dijo Blondet en una radioemisora limeña. Y tiene razón.

Fujimori no puede pretender que creamos que su extradición era parte de sus planes. El chino erró en sus “estrategias” y lo único que hizo fue verificar ante la opinión pública que el verdadero cerebro del binomio Fujimori – (Vladimiro) Montesinos, era justamente el ex asesor de Inteligencia.

Para el extraditado significó un error político abandonar Japón, país donde era protegido como ciudadano nipón, para llegar a Chile – previa escala en Mexico – pasando las medidas de seguridad. Hay que recordar que Fujimori ya tenía una orden de captura internacional, que no se hizo efectiva en el momento adecuado. De lo contrario, Fuji hubiera estado ante tribunales peruanos muchos años atrás.

Además, producto de sus declaraciones – antes de que fuera confinado a su lujosa residencia en Chile – siempre se infirió que el ex mandatario creía que la extradición no iba a proceder. Hay que reconocer que muchos temieron lo mismo, cuando el juez Orlando Álvarez rechazó la recomendación de la Fiscal Suprema Mónica Maldonado, y negó el pedido peruano.

Confianza en los procuradores
Fujimori, creyó que la Procuraduría Anticorrupción no lograría transmitir adecuadamente en los cuadernillos los motivos por los cuales debería responder ante la justicia peruana. Pensó – como en un primer momento plantearon sus seguidores – que los documentos adjuntos no serían lo suficientemente válidos para los magistrados chilenos.

Sin embargo, los 5 jueces de la Corte Suprema confirmaron que el trabajo fue bien hecho, y el ex mandatario, ha sido extraditado por 7 de los 13 cuadernillos. Es más los crímenes de lesa humanidad, fueron aprobados por unanimidad. Los otros 5 (más importantes) de corrupción también procedieron por algunos votos de diferencia.


Chehade solo
Mención aparte merece el tema del jefe de la Unidad de Extradición de la Procuraduría, Omar Chehade, quien fue uno de los más esforzados en recurrir a los medios para informar sobre los avances del proceso.

En la conferencia de prensa, cuando la ministra de Justicia, María Zavala, dio a conocer la posición del Estado frente a la extradición, estuvieron presentes todos procuradores, excepto el titular de la Unidad de Extradición.

Ello ha sido considerado como la bajada del dedo por parte del gobierno. Es de suponer que sea en respuesta a las declaraciones sobre una “mano negra” que estaría (ojo condicional) cocinando un fallo favorable por el chino, por lo cual fue reprendido públicamente. Si Chehade tenía dudas sobre la extradición, ¿por qué no podía decirlo? ¿Dónde está la libertad de expresión? Además, el sólo dijo lo que la mayoría de peruanos pensaba. Sino recordemos la encuesta nacional de Apoyo, que revela que el 73 por ciento de los peruanos creía que había presión política en contra de la extradición.
El procurador ha revelado que evalúa dimitir, aunque niega que sea por discrepancias internas en el sector justicia.

El APRA y el Fujimorismo
El presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, señaló que la extradición de Fujimori, demostraba que el Partido Aprista Peruano y el Fujimorismo no tenían ninguna alianza. Lo cierto, es que ha habido una serie de coincidencias en el Parlamento entre ambos partidos políticos. Ello ha sido el principal combustible de los rumores.

Hasta antes de la extradición, el fujimorismo se mostró en contra de la interpelación al ministro del Interior, Luis Alva Castro (que por cierto está pendiente desde antes del terremoto en Pisco). No obstante, ahora el hermano del extraditado, Santiago, afirmó que si Alva Castro no los convence, entonces podrían votar a favor de la censura. Si no había razones para interpelarlo, ¿por qué la censura?

Diversos sectores han expresado la preocupación sobre la politización del juicio a Fujimori, pero sobre todo han alertado, que ésta vendría desde las filas del partido del propio líder de Sí Cumple.

Sin embargo, lo político siempre estará presente en un juicio a un ex presidente (nos guste o no). Lo importante es evitar que lo político interfiera en lo judicial. Y hablando de político, ¿qué sucedería si aparecen nuevos “vladivideos”? Lo más seguro es que nuevos terremotos políticos sacudan el ambiente nacional, sobre todo cuando Fujimori y Montesinos se vean las caras. El “baile del chino” recién empieza, y no sólo lo bailan sus simpatizantes.


(Foto: Reuters)

viernes, 21 de septiembre de 2007

Habemus Chino... ¿Y ahora?


Finalmente. Algunos todavía no lo creen, pero es cierto. La Segunda Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia de Chile, falló a favor de la extradición del ex presidente, Alberto Fujimori. Si bien, a muchos la noticia los ha llenado de alegría, en realidad, todavía no hay nada que festejar. Ahora empieza lo bueno. El juicio del ex mandatario en tierras peruanas.

Desde antes de que se concretara la extradición, ya se cuestionaba si el Poder Judicial peruano estará a la altura de las circunstancias y podrá llevar un proceso justo- sin presiones mediáticas ni políticas – al ex jefe de Estado.

Las autoridades – desde el presidente del Poder Judicial, hasta la ministra de Justicia y el propio jefe del Gabinete Ministerial – han asegurado que se respetarán las garantías de un debido proceso.

Fujimori tiene 69 años y tal como advirtiera la Fiscal de la Nación, Adelaida Bolívar, el “chino” cumplirá los 70 años el 28 de julio próximo (Fiestas Patrias). De llegar a esa edad, sin sentencia el ex presidente podría verse favorecido por una serie de beneficios por anciano.

En otras palabras, el juicio al ex gobernante debe hacerse en menos de nueve meses. ¿se logrará?

(Actualizaciones)

Otros datos:

Fujimori en Chile

El Fallo

miércoles, 19 de septiembre de 2007

¿Extraditable? Fujimori



Los deudos de las víctimas de las violaciones a los derechos humanos durante el régimen fujimorista, realizarán una “vigilia por la extradición” de Alberto Fujimori.

El acto se llevará a cabo frente a la embajada de Chile (Javier Prado Oeste Cuadra 7), mientras se espera que la Corte Suprema de ese país emita el fallo sobre el proceso de extradición del ex mandatario.

La semana pasada, la segunda Sala Penal chilena decidió sobre la suerte del ex mandatario, sin embargo, recién a partir del 20 de este mes se dará a conocer cual fue el veredicto final.

Desde que el juez Orlando Álvarez emitiera su fallo en contra de la extradición en primera instancia, los temores de que Fujimori no enfrente a la justicia peruana, o peor que se apruebe la extradición pero por delitos menores alberga a los familiares de las víctimas y organizaciones de los derechos humanos.

Si bien algunos trascendidos en la prensa de Santiago, señalan que los magistrados chilenos se habrían orientado a aceptar el pedido del Estado peruano, nada está verdaderamente dicho. Aún si el canciller José García Belaúnde afirma que trabajan bajo la premisa de que se aceptará la repatriación.

Los derechos humanos

Nadie puede negar la importancia del fallo de la justicia chilena. Algunos analistas sostienen que Chile se juega la reputación su justicia, y la defensa de los derechos humanos, considerando que el ex dictador Augusto Pinochet falleció sin conocer sentencia.

Sin embargo, uno de los puntos que se debió sopesar en el vecino país es la posibilidad de acceder un sitio en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas. De más está decir que el Perú no puede apoyar a Chile si la extradición no se concreta.

martes, 11 de septiembre de 2007

SL: 15 años después de la caída de Abimael Guzmán

- Facción terrorista que aceptó inicialmente la directiva del “presidente Gonzalo” de detener lucha contra el Estado, pretende retomar las armas.




Doce de Septiembre de 1992, el Perú se paralizó. Por fin, después de más de una década de búsqueda el “presidente Gonzalo” fue capturado y con ello se fue derrumbando el grupo terrorista más sanguinario que viera América Latina en este siglo, Sendero Luminoso.

Han pasado ya quince años desde la denominada captura del siglo, y aunque las huestes de Abimael Guzmán, alias camarada Gonzalo, fueron “derrotadas” militarmente, su fantasma sigue presente.

El autodenominado Partido Comunista Peruano – Sendero Luminoso ya no es la misma asociación que durante más de una década tuvo al país en jaque. Su ideología marxista – leninista – pensamiento guía Gonzalo, ya no es el centro del grupo genocida. Al menos en los últimos años, el brazo armando remanente de Sendero está vinculado a un negocio ilícito que mueve grandes cantidades de dinero en el mundo, el narcotráfico.

El nuevo sendero
Tras la caída de Guzmán, el 12 de septiembre, Sendero no se rindió. La lucha armada fue continuada por Oscar Ramírez Durand conocido como Camarada Feliciano, quien decidió no aceptar la orden de su líder de deponer las armas. El enfrentamiento de Feliciano contra el Estado duró unos siete años más, y el 14 de julio de 1999 también fue capturado.




Pero con su captura, Sendero tampoco entregó las armas. El Camarada Artemio en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene, se encarga de recordar que el terrorismo no ha sido derrotado completamente.

PCP – SL pretende reiniciar lucha armada


La fecha sobre el aniversario de la captura de Guzmán de por si es un elemento importante en la vida nacional, pero la aparición de un pronunciamiento por parte del sector del grupo terrorista que acató la orden de Guzman, diciendo que se ha “superado” la pérdida del presidente Gonzalo y que ha conseguido la renovación de su dirigencia es alarmante.

Según lo presentado en el diario La República en su edición del 11 de septiembre, el PCP – SL ha emitido un pronunciamiento, donde afirma haber conseguido los siguientes objetivos.


- Rehabilitado la dirección de la agrupación con nuevos "cuadros", en función de las directivas de Guzmán.
- Reconstruido la organización en todos los niveles.
- Reenganchado a la militancia con las movilizaciones populares ("trabajo de masas").


”La guerra es a muerte”



El diario nacional indica que la recuperación de las fuerzas de Sendero se basan en el crecimiento de los conflictos sociales. "Las masas están por combatir y resistir, como lo demuestran las luchas de los maestros, de los campesinos cocaleros, de los médicos y paramédicos, de los docentes de las universidades, etc. Ha habido bloqueos de carreteras, toma de aeropuertos, quema de puestos policiales, ataques a establecimientos estatales y propiedades de la gran burguesía", reseña el diario.

Una frase queda para la conciencia del ciudadano que pretende alejar de su mente los recuerdos de la violencia interna de la década pasada. "El partido nos llama a partir de la realidad y a proseguir la guerra popular (...). Algunos no sopesaban que la guerra es una guerra a muerte", advierten.

Al respecto ya analistas han indicado que Sendero Luminoso no está en la capacidad de desarrollar una guerra como la que iniciara en los años 80. Sin embargo, en aquella vez fueron confundidos con abigeos y no se les tomó la debida importancia. Puede que ahora, SL no sea una amenaza directa pero como no saber, si en unos años no regresan con la misma fuerza. ¿Esperaremos a que unos edificios en Miraflores exploten para darnos cuenta?

Recordemos... (la música no me parece un buen acompañante, pero ver las imágenes)

11/09: Consecuencias de atentados continúan después de seis años

De más está decir que han pasado ya seis años desde el derrumbe de las Torres Gemelas, y con ello del mito sobre la seguridad norteamericana. Desde un inicio la respuesta del gobierno de George Bush ha sido militar, sin embargo, los resultados parecen no llegar.

La escalofriante cifra de más de 4,100 soldados norteamericanos muertos en Irak, desde el inicio de la llamada "Guerra contra el terrorismo" es sólo una adición a las más de 2,700 víctimas del peor atentado que sufriera Estados Unidos en su propio territorio.

Como las Torres Gemelas el 11 – S, se desplomó la popularidad del presidente norteamericano, quien continúa una guerra contra la volunta de su propio pueblo, haciendo que el fantasma de Vietnam esté presente.

Además, la población no necesariamente se siente más segura con la intervención en medio oriente. Y es que el principal responsable del 11 – S, el terrorista más buscado en el mundo, el líder de Al Qaeda, sigue vivito y coleando, lanzando a través de Internet más amenazas contra los "enemigos" del Islam.

A ello sólo hay que agregar que el medio oriente no resulta un lugar fácil para la primera potencia mundial. Irán aparece como un nuevo posible enemigo, mientras que continúan los conflictos en Palestina, Irak y Afganistán.

Si por fuera el escenario no es alentador, dentro del mismo país se vive la problemática de la inmigración. Tras el 11 – S, la sociedad norteamericana, generalmente abierta y ejemplo de las libertades, se divide entre aquellos que prefieren deportar a los latinoamericanos que buscan cumplir el famoso sueño americano y los que no tienen problemas con ellos.

Ello queda evidenciado en la construcción de un muro, que salvando las distancias, recuerda a aquella pared que dividió el mundo en la llamada guerra fría.