domingo, 9 de marzo de 2008

La Resi no se vende… pero arréglenla

La posibilidad de concesionar la parte comercial de la Residencial San Felipe ha generado una serie de protestas de sus vecinos que exigen se respete al complejo habitacional familiar ejecutado durante el gobierno de Fernando Belaúnde Terry.

Los vecinos – quienes serían los dueños de toda la Residencial - se han expresado en contra del alcalde Omar Ocrospoma, quien promueve la concesión de la zona comercial de San Felipe a una cadena de supermercados.

Como vecina cercana a la Residencial no sólo respeto que no quieran convertir a San Felipe en una nueva Plaza San Miguel, cosa que sería espantosa por el tráfico, contaminación y otros problemas que traería, sino que espero realmente se respete el derecho a la propiedad privada.

No obstante, también es cierto, que la Resi – como la llaman sus vecinos – en los últimos años ha acelerado su proceso de deterioro. Aprovechando el interés generado en San Felipe, expongo dos de sus problemas:

- Limpieza y Descuido: No solo de sus plazuelas, sino de sus edificios que hace años no ven un tarro de pintura.
- Cuidado de pistas y veredas: Dicen que la Residencial en su conjunto les pertenece, pues entonces reparen los baches


La Residencial San Felipe es un ejemplo de construcción habitacional autosuficiente con sus diferentes comercios, pero urge ponerla en valor pues algunas de sus partes están allí abandonadas, sin el cuidado necesario, haciendo que no sea tan agradable a la vista como sí lo son sus jardines. Por eso, repito, no la vendan, arréglenla.







Publicar un comentario