miércoles, 23 de abril de 2014

En el Día del Libro... me tocó Asimov y el antisemitismo


 
New York World-Telegram and the Sun Newspaper Photograph Collection"/Taken by Phillip Leonian


Todos los años, felizmente, el Día Internacional del Libro me coje con un libro en las manos. Esta vez, me sorprendió leyendo “Yo, Asimov”, autobiografía del célebre escritor judío Isaac Asimov (1919 (20) - 1992).


Asimov, conocido por sus libros de ciencia ficción como “Yo, Robot”, fue uno de los escritores más importantes de la ciencia ficción en el siglo XX. Nació en la Rusia soviética, aunque sus padres emigraron a Estados Unidos cuando él era un niño.

Pese a su herencia judía, de padre y abuelo ortodoxo, Asimov tuvo poca relación con las tradiciones de su religión. Se reconoció judío, y estuvo marcado por la dura época que le tocó vivir: Segunda Guerra Mundial, aunque en suelo americano. Empero, Asimov se hizo racionalista.

Hoy leí un capítulo interesante y espinoso: Antisemitismo. Reproduzco unas citas textuales.



"Tal es la ceguera de mucha gente que he conocido, judíos que, después de condenar el antisemitismo con un tono desmesurado, pasan en un instante a hablar de los afroamericanos y, de repente, empiezan a sonar como un grupo de pequeños Hitler. Y cuando lo hago notar y me opongo con energía, se vuelven en mi contra, furiosos. Sencillamente, no se dan cuenta de lo que están haciendo." (1998, Asimov 33)

"En estos momentos se está produciendo una gran afluencia de judíos soviéticos a Israel. Están huyendo porque temen una persecución religiosa. En el momento en que ponen sus pies en suelo israelí, se convierten en nacionalistas extremistas sin piedad para los palestinos. Pasan de perseguidos a perseguidores en un abrir y cerrar de ojos.
(...)
La Biblia dice que aquellos que han sufrido persecución no deben perseguir a su vez: "No maltratarás al extranjero, ni le oprimirás, pues extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto." (Éxodo 22,21.) ¿Y quién sigue este texto? Cuando intento predicarlo, lo único que consigo es parecer raro y hacerme impopular. " (1998, Asimov 40).

En esta época en la que la intolerancia política, religiosa, sexual (y un largo etcétera), muchos deberían preguntarse si no pasan de ser perseguidos a perseguidores...

Bibliografía
“Yo, Asimov”
ÓEdiciones B, S.A., 1998
Barcelona, España
Publicar un comentario