miércoles, 9 de abril de 2014

Los líos marítimos de Asia, un dolor de cabeza para EEUU

 
Foto: Google Maps


Estados Unidos enfrenta una situación compleja en Asia, continente en donde sus dos principales aliados, Japón y Corea del Sur, tienen profundas diferencias, y la potencia emergente China, a su vez, tiene diferendos con sus vecinos. Ello sin contar a los países del  sureste asiático. Además claro de Corea del Norte. Sin embargo, para Washington, Oriente es una región clave en la que debe hilar fino.


El martes 8 de abril, el secretario de Defensa de EEUU, Chuck Hagel, se reunió con su homólogo chino, Chang Wenquan, y con el vicepresidente de la Comisión Militar Central,  el general Fan Changlong, en donde si bien se debía avanzar en la cooperación bilateral, de acuerdo a la información vertida en las agencias informativas, el tema central fueron los desacuerdos en política regional.

Pese a la frecuencia entre los encuentros de mandos norteamericanos  y chinos, las diferencias no se han logrado minimizar y es que estas son de interés para los aliados de Washington. Uno de ellos, el conflicto entre Japón y China por el archipiélago Senkaku/Diaoyu sobre el cual el gigante asiático reclama soberanía, aunque el control de facto lo tiene el país del Sol Naciente.

Hagel ha reiterado que su país protegerá a Japón - su principal aliado en la región - en cualquier disputa que Tokio pueda tener con Pekín. Ello en virtud a los acuerdos bilaterales entre Japón y Estados Unidos.

El máximo responsable de la Defensa de EEUU también atacó a China en cuanto al establecimiento unilateral de la zona de identificación aérea de defensa que despertó las críticas en su momento no solo de Japón, sino de Corea, Taiwán e, incluso, Australia.


Foto: Flickr Secretary of Defense USA





Chang, por su parte, no dudó en reiterar que su país “tiene soberanía indiscutible sobre las islas Diaoyu” y agregó las Nansha, cuyo dominio está en discusión con Vietnam.  Además, manifestó que está preparado para usar la fuerza militar para salvaguardar el país, en referencia  al diferendo con Japón.

China también puso sobre el tapete un tema de larga data: la venta de armas a Taiwán. Chang exigió al Congreso de Estados Unidos que no autorice la venta de armas a la isla, ya que considera que violan los comunicados entre ambos países.

¿Cómo logrará EEUU mantener su posición “diplomática” con China y sus vecinos, mientras el gigante asiático cada vez se hace más fuerte?
Publicar un comentario