jueves, 1 de mayo de 2014

Día del Trabajador: ¿Jornadas laborales de 8, 6, 4 horas?


 
Crédito: Andrés Nieto Porras


“Ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa”, esa fue la consigna de la manifestación del 1 de mayo de 1886, que llevaron a la extendida practica de una jornada laboral de ocho horas que actualmente tenemos. Eso es lo que básicamente celebramos en el Día Internacional de los Trabajadores.


Sin embargo, ya desde finales del siglo XX, se escuchan voces que piden reducir el horario de trabajo. Por un lado, Jon Bekken plantea que la jornada laboral sea solo de 4 horas, mientras que en Suecia, la localidad de Gotemburgo, acortará las horas de trabajo a 6 como parte de un experimento sobre productividad.

Económicamente, una jornada de menos horas de trabajo tiene lados positivos. En primer lugar, hay más opciones para un mercado laboral. Ergo, si trabajo solo cuatro horas, la empresa necesitará contratar a alguien más para que trabaje las otras cuatro horas necesarias. Quizá a las empresas no les guste, pero sería menos desempleo. Además, si trabajamos menos, probablemente, lo hagamos mejor.

Cuando se luchó por la jornada actual de trabajo, se decía ocho horas para dormir y ocho horas para la familia. El trabajar menos da más tiempo para estar con la familia, pero probablemente, más importante para los empresarios, hay más tiempo para gastar. Eso también dinamiza la economía. Y si hay más gente con trabajo, hay más gente con capacidad adquisitiva…

El estar menos tiempo trabajando también podría tener repercusiones positivas para la salud de las personas: menos horas sentados en oficinas por lo menos ya sería un factor importante en cuanto al sedentarismo.
El problema sería si los dueños de las empresas estarían dispuestos a invertir más en personal y menos, quizá, en sus cuentas corrientes.

Sin embargo, por ahora una jornada de menos horas es casi una utopía y solo en los países desarrollados se plantea con un mínimo de seriedad. Mientras tanto, sobre todo en los países en vías de desarrollo en donde las jornadas laborales son casi esclavas, habrá que ver cómo hacer que se cumplan las ocho horas.

PD: Los médicos trabajan 6 horas

Publicar un comentario