miércoles, 29 de agosto de 2007

¿Quién debe asumir reconstrucción del sur?

Tras el terremoto que azotó el sur del Perú, el presidente colombiano, Álvaro Uribe, llegó a Pisco, principal ciudad afectada por el sismo del 15 de agosto pasado, en compañía de representantes de su gobierno. En conferencia de prensa, se recomendó que la reconstrucción de las zonas golpeadas, esté en manos de un personaje respetado, que pueda asumir el liderazgo de semejante empresa.

Uribe explicó que luego del sismo de 1999 en su país, se creó el Fondo de Reconstrucción y Desarrollo del Eje Cafetero, el cual fue presidido por Luis Carlos Villegas, representantes de los empresarios de Colombia. El mandatario destacó que a pesar de la crisis, se logró reconstruir satisfactoriamente las ciudades afectadas por el terremoto que cobró más de 1,200 vidas.



Es de suponer que basado en la experiencia colombiana, el Estado peruano ha creado el Fondo de Reconstrucción del Sur (Forsur), que será presidido por el empresario Julio Favre, en representación del jefe de Estado, Alan García y será integrado por autoridades regionales de Ica, Lima Provincias y Huancavelica.

También figuran los ministros de Transportes, Salud, Vivienda, Energía y Minas y Educación, además de cinco representantes de la actividad privada, con lo cual se buscará la coordinación entre el sector público y los empresarios para la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto del 15 de agosto.

Gobierno regional quiere liderar reconstrucción
Sin embargo, el gobierno regional de Ica también pretende adjudicarse la labor de reconstrucción del departamento más severamente castigado por el movimiento telúrico. En tal sentido, el presidente regional, Rómulo Triveño, creó la Corporación de Reconstrucción y Desarrollo de Ica, en oposición del Forsur, y según dijo en el marco del proceso de descentralización.



Dicha actitud puede ser considerada loable, en el sentido que un presidente regional asuma la responsabilidad en su jurisdicción, no obstante, valdría hacerse la pregunta, si es que esa misma actitud tendría si no hubieran recursos en la caja fiscal para la financiación de la reconstrucción de Ica.

Ante una situación de emergencia, se liberan ciertos de los candados que protegen los recursos del Estado, siendo uno de ellos el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP), lo cual podría ser aprovechado para otros intereses.

Cabe recordar que los presidentes regionales, han expresado en más de una ocasión su rechazo al SNIP por considerar que es limitante para la realización de obras, ya que se requieren varios expedientes técnicos que garanticen la viabilidad de las obras, y no se hagan “monumentos al arbitro”. Las autoridades regionales no han demostrado eficiencia en la administración de los recursos asignados a sus respectivas jurisdicciones, y no han ejecutado ni la mitad de lo que se les ha dado, argumentando burocracia a través del SNIP.

Además, es necesario aclarar, que el terremoto del 15 de agosto, no sólo afectó a Ica, sino provincias de Lima y Huancavelica, y las consecuencias de desastres de esa dimensión son asumidas por el gobierno central, no sólo por la magnitud sino porque significa un presupuesto adicional al usual para cada región.

De igual modo, se debe coordinar la acción del empresariado en las zonas afectadas, pues con su inversión se facilita la labor de reedificación de las ciudades y sobre todo rehabilitar la economía a fin de que el PBI no sufra demasiado en este y el próximo año. Considerando los antecedentes de los gobiernos regionales, y la capacidad de gestión demostrada por las autoridades, es poco confiable dejar semejante empresa en sus manos.

domingo, 26 de agosto de 2007

La tierra sigue temblando en el Perú

Casi dos semanas después del terremoto que azotó el sur del país, la tierra se sigue moviendo. Esta vez, sin embargo, el epicentro fue el Callao.



El Instituto Geofísico del Perú (IGP) informó que el temblor tuvo una magnitud de 4,1 grados en la escala de Richter, y fue sensible a los limeños, pero sobre todo para los pisqueños que aún recuerdan el terremoto de 7,9 grados que causó más 500 muertos.

El temblor se registró a las 2:22 pm en Lima y tuvo una profundidad de 33 kilómetros de la zona continental. Previamente en Pucallpa se sintió un temblor en de 4,6 grados en la escala de Ricther.

Hasta el martes 21 de agosto, el IGP registró más de 1,640 réplicas luego del terremoto en Pisco, aunque la población percibió al menos 15.

Lista de sismos sensibles

viernes, 24 de agosto de 2007

Se rectifican: Cambiarán el nombre de “Pisco 7,9”

Ante las diferentes voces de protesta en contra del nombre “Pisco 7,9” a la botella de pisco que se regalará a los países que colaboraron con el Perú tras terremoto del miércoles 15 de agosto, el ministro de la Producción, Rafael Rey anunció que le cambiarán el nombre que aludía a la intensidad del movimiento telúrico

Fuente: Perú21

jueves, 23 de agosto de 2007

Pisco 7,9… ¿aprovechando la oportunidad?



Puede no parecer el momento oportuno, pero nadie puede negar que el nombre de Pisco, nunca ha sido tan asociado al Perú como en este momento de dolor tras el terremoto del 15 de agosto.

El Ministerio de la Producción presentó Pisco 7,9, en alusión a la intensidad del movimiento telúrico que ha causado más de 500 muertos en el sur del país. El presidente Alan García entregará mil botellas a los extranjeros que brindaron su colaboración en los trabajos de rescate tras el fuerte sismo.



La botella llevará en el reverso el slogan de la campaña de reconstrucción de la referida ciudad, “Pisco sólo hay uno”, y será una forma de agradecimiento, aunque también buscará consolidar el nombre de nuestra bebida de bandera en el mundo y desplazar del Top of Mind a Chile, país con que el disputamos la marca.

Sin embargo, ¿es conveniente usar ese nombre cuando la tragedia esta a solo una semana? Por último, si se quiere regalar pisco, ¿por qué no ponerle otro nombre?


Fuente: El Comercio

martes, 21 de agosto de 2007

Terremoto en Pisco, Perú: Yo también “colapsé”

Después del terremoto del miércoles 15 de agosto, puedo decir que yo también he colapsado. El morbo, la necesidad de una catarsis, y el deseo de dar la mano a quien lo ha perdido todo, se superponen día a día y no es posible huir de aquella terrible tragedia de la que todavía no despertamos.



Muchas sensaciones afloraron en los peruanos durante, y después del movimiento telúrico de 7,9 grados en la Escala de Richter que sacudió violentamente el sur del Perú. Temor fue la primera de ellas. Temor no solo por la vida de uno mismo, sino por la de los seres queridos.

Luego vino la desesperación ante la imposibilidad de comunicarse. Las líneas telefónicas se convirtieron en una maraña que elevaron la tensión a más de uno que no podía saber cómo estaban sus hijos o su madre y ansiaba estar en su hogar.

Aquí surge una diferencia. En Lima llegó la tranquilidad al cabo de unas horas, cuando la gente cerraba la puerta de sus casas y veía que su familia estaba bien, asustada, pero bien. Sin embargo en el sur, todo era diferente. Es imposible para quienes no lo han vivido entender lo que se puede haber sentido en Pisco, Ica y Cañete, entre otras ciudades y poblados afectados por el sismo. Por ello no pretendo describirlo.

De la impotencia a la solidaridad

Sin embargo, sobreviene la impotencia y el dolor. En las ciudades golpeadas, impotencia al no poder hacer nada frente a la naturaleza y su furia. Dolor ante la muerte certera y cruel de un niño o de un familiar en una iglesia o en una humilde casa de adobe.

En Lima también hay impotencia. Impotencia al saber que no se puede hacer nada ante lo sucedido. Pero, surge algo distinto. Solidaridad. Palabra que en los últimos días ha sido usada de la manera justa y correcta. Es cierto que lo que ha sucedido no puede ser cambiado. No obstante, sabemos que es hora de ayudar. Es una prueba de fuego para demostrar que realmente somos hermanos entre peruanos.

Y pasamos la prueba. Al menos así lo hicieron los ciudadanos, que desde las primeras horas de la mañana han acudido a los centros de acopio, los que a pesar del temor a las agujas donaron sangre, o los que se han puesto la etiqueta de voluntarios y han partido a enfrentar un panorama desolador y cruel, resultado del poder destructor de la naturaleza, pero también de la desigualdad, cuyo fruto es la pobreza.

¿Hasta cuando en el dolor hermanos?


Empero hay más. ¿Es una necesidad o es sólo el morbo? Ganas de leer todo lo que se ha escrito sobre el terremoto. Ver las mejores imágenes y videos de la catástrofe, de recordar una y otra vez la experiencia vivida el 15 de agosto de 2007 a las 6:41 de la tarde. ¿Es necesario ver las fotografías de la muerte? Hasta cuando serán esos los titulares que abrirán los periódicos. ¿Cuándo es el momento de decir basta? No muy pronto, lo sé. La replica que siento en estos momentos me lo recuerda.

Una y otra vez en las pantallas de televisión hemos visto los cadáveres, pero desde nuestras casas no hemos sentido el olor de la muerte. Hemos visto los escombros de las ciudades, pero no hemos sentido el polvo en nuestra piel. Hemos visto las lágrimas de una persona a la que todavía no le ha llegado la ayuda, pero nosotros solo debemos abrir el grifo y el agua brota.

Yo he colapsado. No creo realmente que sea indiferencia al dolor ajeno. Es sólo deseo de seguir. Estoy cansada de despertarme y escuchar que la ayuda no llega, que alguien más llora. ¿Egoísmo? Quizá. Pero así como “colapsaron” los servicios, yo también lo he hecho. Aún así, no puedo detenerme. Es muy pronto para decir ya me cansé. Miles de peruanos sufren y tenemos que dar la mano, pero sobre todo apoyarlos para que se levanten.



PD: Quizá no era el momento de escribirlo, pero necesitaba hacerlo…


Fotos: Andina
1. Damnificados en Pisco
2. Donaciones
3. Tripita, payaso que anima a niños en zona de emergencia

lunes, 13 de agosto de 2007

Perú rumbo a La Haya para resolver diferendo marítimo con Chile


Aparentemente cuando el 28 de julio, el presidente de la República, Alan García, destacó en su Mensaje a la Nación que el Perú estaba en camino a presentar ante el Tribunal Internacional de La Haya el diferendo marítimo con Chile, contra todo pronóstico estaba hablando en serio.

El domingo 12 de agosto en el Diario Oficial El Peruano se publicó la Cartografía de Delimitación Marítima del Sur, y este hecho según internacionalistas, es el segundo paso en serio del Estado para presentar una demanda ante el tribunal internacional. El primero fue la promulgación de la Ley de Base de la Delimitación Marítima en el 2005.

Chile protesta
Como era de esperarse, la decisión peruana provocó reacciones en Santiago, que el mismo domingo presentó una nota de protesta, aduciendo que "las proyecciones sobre espacios marítimos chilenos, que pretende efectuar el mapa publicado por el Perú, carecen de todo efecto jurídico internacional y no son aceptadas para Chile".

Es más, el embajador chileno en el Perú fue llamado en consulta, mientras que el presidente de la Cámara de Diputados de Chile decidió cancelar su viaje a Lima previsto para el 22 de agosto, e incluso se sostiene que la presidenta Michelle Bachelet tampoco debería pisar tierras peruanas.

El ministro de Relaciones Exteriores, Alejandro Foxley, calificó de agresiva e inaceptable la publicación de la Cartografía, aún cuando la posición peruana sobre el tema no es nueva para Santiago.

Chile ha sostenido que los tratados firmados con Perú, y Ecuador en 1952 y 1954 fueron Tratados de Delimitación Marítima, mientras que para Lima son convenios de pesca.

Nos vamos a la Haya… ¿y?
Tal y como advirtió el analista internacional Juan Velit, ante la decisión peruana de acudir a La Haya, es necesario confiar en las acciones del Ministerio de Relaciones Exteriores para sustentar la postura peruana.

Para ello, es necesario que la población esté correctamente informada sobre algunos detalles de la demanda, pero sobre todo, se debe indicar quienes serán los que representen al Estado peruano ante el organismo internacional durante los probables 5 años (ó más) que dure el proceso.

El Tribunal de La Haya es un órgano internacional, cuyo fallo es irrevisable, por lo que el Perú debe mostrar una solidez en la defensa de los intereses nacionales. Además, las sentencias de La Haya son de cumplimiento obligatorio y a través de la ONU puede establecer sanciones para los que no acaten.

Será necesario fiscalizar que el equipo designado por Torre Tagle sea de profesionales que garanticen que los elementos jurídicos a nuestro favor sean tomados en cuenta por el tribunal supranacional, y que el tema no sea usado como una cortina de humo más.

Afectación de relaciones
Más allá de las primeras acciones tanto de la Cancillería chilena como de algunos políticos del vecino país, ¿Qué consecuencias trae la decisión peruana?

Un primer punto a evaluar es la cuestión de las relaciones comerciales entre ambos países. Cabe precisar que Chile y Perú tienen un gran intercambio comercial, que supera los 1,800 millones de dólares.

Además, otro punto a considerar son las reacciones de los sectores más nacionalistas en ambas naciones, que podrían incluso motivar reacciones xenofóbicas. Acudir a La Haya puede desatar posturas nacionalistas en los políticos que usarían el tema para distraer la atención pública.

Hasta ahora Chile sólo ha llamado en consulta a su embajador, pero dependiendo de las siguientes acciones de ambas cancillerias la medida podría implicar el cierre de embajadas que significaría una crisis diplomática innecesaria, sobre todo cuando se pretende llegar a un organismo supranacional como La Haya.

Chino encerrado
Pero dentro de todo este tema de la delimitación marítima, queda un personaje en el aire, el ex presidente Alberto Fujimori. Se habla de que se trataría en el Perú de dilatar acudir a La Haya para que no proceda la extradición.

Esta hipótesis se fundamenta en que la presencia del ex mandatario acusado de crímenes de lesa humanidad, removería el ambiente político nacional y no sería conveniente para el gobierno que cuenta con los votos fujimoristas en el Congreso.

En todo caso, la publicación de la Cartografía de Delimitación Marítima del Sur, es solo un capítulo más en las relaciones peruano – chilenas, que se ven sacudidas cada cierto tiempo por asuntos como el pisco, Lan o las declaraciones de algún político.

Fuente de Foto: BBC

jueves, 2 de agosto de 2007

El final del niño de vivió


El tren de Hogwarts partió probablemente para siempre. Después de 7 entregas, JK. Rowling le puso fin a la historia del aprendiz de mago que ha cautivado a millones de niños y adultos en el mundo. Harry Potter and the Deathly Hallows narra las últimas aventuras del “niño que vivió” en su lucha contra Lord Voldemort, y ya está a la venta, aunque por el momento sólo en inglés.

Cuando se hablaba de que los juegos de vídeo y la televisión, habían desplazado a la lectura en los niños y jóvenes, apareció Harry Potter y la Piedra Filosofal. Demostrando que entendiendo el lenguaje de los menores y sobre todo, sin subestimarlos, se puede entretener a un pequeño, el libro se volvió un record de ventas, y logró lo imposible; que un niño apague la pantalla y se siente a leer.

Si bien para muchos, Potter más que un icono de la literatura es un símbolo del mercantilismo, es imposible negar su éxito en lograr que niños prefieran leer más de 600 páginas a utilizar el play station. La autora ha sabido mezclar la fantasía de un mundo mágico con aspectos concretos a los que un niño fácilmente puede remitirse.

Enredos escolares, temores a los maestros, compañeros detestables, la sensación de no ser comprendidos, y una serie de retos por vencer son parte del atractivo sobre la historia del aprendiz de mago.

Más que un cuento para niños
Pero para conquistar a los adultos, se necesitó algo más. En Harry Potter si hay algo que destacar, es la complejidad de los personajes, empezando por el protagonista; un huérfano que no sabe realmente quien es y que debe soportar los maltratos de sus tíos.

Snape, Ron, Sirius y Lupin entre otros varios, son personajes que guardan para si conflictos, que poco a poco son revelados. Sin embargo, son Tom Riddle y Albus Dumblendore, son quienes probablemente más sorpresas causan a los lectores, acostumbrados a los giros de historia hechos por Rowling.

Pero a pesar del drama de la vida de Harry, la comedia y la despreocupación ocupa un espacio preferencial, sobre todo en los primeros libros, cuando la vida del niño que vivió está más relacionada al quidditch que a su enemigo.

Creciendo con tu héroe
En la Piedra Filosofal, La Cámara Secreta y el Prisionero de Azkaban se nos presenta a un muchacho que recién se interna en un mundo desconocido para él y los lectores. Sus preocupaciones a pesar del gran enemigo que debe enfrentar, son el quidditch y aprobar los cursos en Hogwarts.

Es partir del cuarto libro, que la historia de Potter crece, al igual que sus lectores. No sólo está entrando a la adolescencia, sino que la muerte de uno de sus compañeros de estudios en manos de su enemigo, lo marcan. Al final del Cáliz de Fuego, la sobre de la guerra se acrecienta.

El quinto ejemplar nos trae a un Harry conflictivo. Sobre sus hombros recae la responsabilidad de enfrentar a Lord Voldemort, aquel que inspira el temor en la comunidad mágica, la misma que ya no lo ve como un héroe, sino como un muchacho problemático deseoso de llamar la atención.

En La Orden del Fénix, Harry deberá enfrentar no sólo a una sociedad que no cree en él, sino también los problemas amorosos propios de edad, además de superar la perdida de un nuevo ser querido.

Ya en el Príncipe Mestizo, notamos a un Harry más maduro, que acepta la realidad de su destino. Al ser la antesala al final de la saga, se nos dan varios datos que armarán el rompecabezas de la extraña dicotomía entre Aquel que no debe ser nombrado y el niño de la cicatriz.

La muerte de su mentor, hace que Harry tomé la decisión más importante y seguido por sus amigos en Deathly Hallows ya no esperará ser atacado en Hogwarts. Al contrario de los otros libros, en el tomo final, Harry es plenamente conciente de la consecuencia de sus actos y asume su responsabilidad.

El final… ¿Y ahora?

Si bien ya terminó oficialmente Harry Potter, continúan los estrenos de las películas. En tres meses aproximadamente se comenzará a rodar la sexta entrega fílmica, corriendo contra el tiempo ante el crecimiento de los actores que dan vida a los héroes de la ficción.

Pero en el Perú podemos decir que la estela de Potter continúa más allá de los libros y filmes. Alrededor del fenómeno literario, las obras para niños muestran un nuevo repunte en nuestro país. Se percibe mayores intentos en llevar a los pequeños de la casa al mundo de la lectura. Sólo se necesita imaginación, y comprensión del lenguaje infantil.