domingo, 7 de octubre de 2007

Debilidad de la oposición a propósito de la censura

El vocero de la Célula Parlamentaria Aprista, Luis Negreiros, afirmó que la falta de coordinación de la oposición política para reunir los votos necesarios para censurar al ministro del Interior, Luis Alva Castro, revela su debilidad para lograr consensos.

En realidad, la oposición en lo que va del gobierno no ha logrado consolidarse. Por el contrario cada vez aparece más fragmentada, lo mismo que los propios partidos que la conforman. (Foto: Mesa Directiva)

Los quiebres están en todos los grupos parlamentarios, a excepción del APRA, el partido de gobierno que a pesar de las diferencias entre sus miembros mantiene siempre una sola posición. Enorme ventaja del partido de la estrella en un Congreso disparejo.


Unidad tripartida
En Unidad Nacional, la crisis se evidencia en que de los 3 partidos que conformaron la alianza en este período. Renovación Nacional ya se retiró. Solidaridad Nacional, aunque continúa junto al Partido Popular Cristiano, en realidad marca una línea de diferencia cuando su representante Fabiola Morales vota en contra de lo propuesto por la propia bancada.

Además, como reconociera el congresista Guido Lombardi, en Unidad Nacional falta liderazgo, ya sea de la presidenta del PPC, Lourdes Flores o del alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio. (Foto: Luis Bedoya de Vivanco)


(Des)Unión por el Perú
De otro lado, está Unión Por el Perú que se separó del Partido Nacionalista casi apenas iniciaron sus labores congresales. El punto de quiebre de UPP llegó cuando algunos parlamentarios del grupo decidieron apoyar la conformación de una mesa oficialista para presidir el primer poder del Estado durante la presente legislatura.

Ahora no se sabe si los upepistas votarán o no en bloque, y surge la sospecha de que lo harán de acuerdo a sus propios intereses o negociaciones; una facción acompañando al APRA, la otra en contra. (Foto: Aldo Estrada)

Fujimoristas en duda
Por su parte, los fujimoristas hasta la extradición de su líder demostraron una solidez casi similar a los apristas, famosos por votar en bloque siempre. Sin embargo, el escenario ha cambiado.

Con el ex presidente Alberto Fujimori en medio de un proceso judicial, ya no es posible determinar cual será la postura de la bancada. ¿Continuarán apoyando las medidas apristas? Probablemente, pero también es cierto que podrían utilizar el Legislativo, como medio de presión a favor de su líder. (Foto Keiko Fujimori)

Es más, hasta antes de la extradición, afirmaron que no había motivos para siquiera interpelar a Alva Castro. Pero tras el mal llamado, "regreso", del chino algunos fujimoristas deslizaron la posibilidad de censurar al ministro.



Chiquita pero poderosa
Alianza Parlamentaria, como su nombre indica es la agrupación de partidos políticos en torno a temas congresales. Pero no lo es tanto. Acción Popular y los rezagos del toledismo suelen coincidir en sus apreciaciones, pero Restauración Nacional, no necesariamente. Ello quedó evidenciado en la elección de la Mesa Directiva.

En estos dos años de función, sin embargo, se percibe que tanto personajes como Víctor Andrés García Belaúnde y Carlos “techito” Bruce tienen un mismo perfil frente al gobierno. Si bien no lograron obtener la presidencia del Congreso, tienen mejor manejo que grandes bancadas que se desmoronan. (Foto Carlos Bruce - Víctor Andrés García Belaúnde)

Sin terremoto o quizá a pesar de él, y sin tanto alargamiento, posiblemente habrían podido fortalecer la censura contra Alva Castro, posición cada vez más difícil de concretar ante tantas interferencias, desde Fujimori hasta fútbol, pasando por una extraña denuncia de violación que no fue violación.

Nacionalistas, ¿de patito feo a cisne?
Como caso aparte está la bancada nacionalista. En un inicio sufrieron las primeras deserciones de congresistas como Carlos Torres Caro o Gustavo Espinoza. Sin embargo, mal que bien han demostrado un poco más de cohesión con respecto a los otros partidos de la oposición.

No obstante, lo que podríamos llamar el fundamentalismo de sus ideas que los mantiene unidos, también hace que sea difícil que se una a otros grupos. Además, cualquier grupo que vote como los nacionalistas, es acusado por el APRA de tener una alianza con ese grupo o el líder, Ollanta Humala. (Foto Daniel Abugattas)

El ejemplo más claro se repite cada vez que Unidad Nacional y los nacionalistas coinciden en algunos puntos. Por ser ideológicamente diferentes, converger en una opinión, inmediatamente significa para el APRA, trazar una alianza contra la gobernabilidad del país.

En el Congreso la imposibilidad de prever cual será el movimiento de cada grupo político se ha convertido en parte normal del accionar de los legisladores, que impide determinar hacia donde se inclinará la balanza en casos tan importantes como una moción de censura.

La posición del APRA siempre será la del presidente de la República, el nacionalismo será más radical, y el fujimorismo puede que siga un tono más aprista. En el caso de Unidad Nacional, sería bueno saber si continuará la alianza de nombre con Solidaridad, y queda la pregunta sobre si se podrá restaurar la unión en Unión Por el Perú.
La otra pregunta es si Alianza Parlamentaria continuará con una posición que bien alineada signifique un escozor al gobierno. (Foto Mauricio Mulder)


Lamentablemente, sólo vamos por el segundo año, faltan tres y no sabemos si los congresistas continuarán siendo otorongos o leones de circo que acompañan a cierto conocido payasito.
Fuente de las fotos: Andina

Publicar un comentario